Cómo un líder puede incorporar el hábito de la felicidad

Gretchen Rubin- escritora norteamericana- pasó un año experimentando en su propia piel estudios de todo tipo sobre cómo ser más feliz.  El resultado es, además un libro, una web de herramientas para hacer más fácil un camino tan simple como poco frecuentado.

Como se ha dicho tantas veces, no hace falta ganarse la lotería o estar en las Bahamas tomando una piña colada para ser feliz. “Salí en mi intrépida búsqueda hacia la verdad, el significado, la felicidad sin abandonar mi vecindario”, señala Rubin.

Y es que, cuando se tienen las necesidades básicas cubiertas, el principal obstáculo suele ser uno mismo: “Quería sentir más gratitud y dejar de quejarme”. De ahí nace su primer “mandamiento”: “ser Gretchen”. Ser tú mismo, aceptar tus limitaciones y tus inclinaciones para evitar construir una vida que no tenga nada que ver con tu verdadera naturaleza.
“Algo que me sorprendió”, señala, “fue que tan pronto comencé a pensar en cómo ser más feliz, me di cuenta de lo feliz que ya era”. El truco radica, como siempre, en la sencillez.

Los pilares fundamentales de Rubin para una felicidad duradera son muy simples:

  1. Piensa en tu cuerpo. Duerme lo suficiente, haz ejercicio.
  2. Busca maneras de divertirte. Aprende a hacer algo nuevo, deja tiempo para tus aficiones, conserva las memorias felices.
  3. Actúa de la forma en que te gustaría sentirte. Si estás cansado, actúa energéticamente. Si te sientes tímido, sé amigable.
  4. Quítate de encima cosas que te hacen sentir culpable, molesto, enfadado. Llama a tu abuela, ordena el armario, contesta ese e-mail tan difícil.
  5. Conecta con otra gente. Los filósofos y científicos están de acuerdo: las relaciones con otra gente quizás son la auténtica clave hacia una vida feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *