Cultivar la ternura y la admiración

Volver a cultivar la ternura y la admiración ayuda a renovar la felicidad original y la fuerza de la unión de pareja

Por Norma Duarte, Directora de Enriquecimiento Personal

Si una pareja aún puede sentir aunque sea un poco de ternura y admiración entre sí, por muy difícil que sea la situación por la que está pasando, su relación se puede salvar.

Esto no significa que el proceso sea fácil pero hay muchas probabilidades, no solo de que la relación se salve, sino del enriquecimiento y desarrollo personal de cada uno.

Hay técnicas para reavivar y renovar la ternura y la admiración.  El Dr. John M. Gottman, reconocido terapeuta de parejas e investigador en relaciones de pareja y familia, afirma que la ternura y la admiración son dos de los elementos más importantes para una relación de pareja romántica, gratificante y de larga duración. No obstante que es probable que aún en los matrimonios más felices haya momentos en los que una de las partes puede sentirse perturbado por los altibajos emocionales del otro, cuando la pareja se enfoca en cultivar la ternura y la admiración, pueden sentir respeto y tolerancia uno por el otro.

Una de las técnicas para salir adelante de una situación difícil dentro de la relación de pareja, es recordar el momento cuando se conocieron, o cuando comenzaron la relación. Esto se hace así, porque mientras se está pasando por una situación difícil no hay recuerdos en el pasado inmediato de momentos de unión y de amor, sin embargo, generalmente los recuerdos de cuando se conocieron o cuando comenzó la relación, evocan emociones y sentimientos positivos, ya que en esta etapa la relación está llena de la buena disposición por parte de ambos.

En el inicio de la relación parece que nos preguntamos algo así como: ¿qué hago para aceparle incondicionalmente, hacerle feliz y amarle cada día más?

Esta es una etapa en la que existe la libertad, la comprensión, la aceptación, la ternura, el apoyo, el interés, la escucha activa, los días dedicados solo a la relación, el entusiasmo, la pasión, la adaptación, etc.

De modo que seguramente se encontrarán bellos recuerdos que harán surgir bellas emociones y puede surgir una renovación de la voluntad e intención de que la situación se resuelva, ya que en algún momento las cosas eran hermosas.

El poder recordar y reconocer que ha habido cosas hermosas en la relación, aunque hoy se esté pasando por una situación difícil, es uno de los mayores indicativos de que la relación todavía puede ser salvada, ya que hay algunas parejas que parece que están vacías de cualquier tipo de emoción o sentimiento positivo, e incluso parece como si hubiera una propagación de odio que arrasa con cualquier tipo de memoria o recuerdo positivo de la pareja.

“He descubierto que en el 94% de las veces, las parejas que ponen un enfoque positivo en la historia de su relación, es probable que tengan también un futuro positivo. Cuando se distorsionan las memorias de felicidad, es un signo de que la relación necesita ayuda”, John Gottman.

Hablar de estas memorias y recuerdos positivos, no se refiere únicamente de repasar una lista de cosas buenas, sino qué tanto se pueden revivir emocionalmente esas memorias y recuerdos.  Es esta capacidad de poder reencontrar un sentimiento de ternura, de unión, de felicidad hacia el otro lo que abre la posibilidad de resolver y eliminar los obstáculos que el día de hoy están impidiendo vivir una relación de crecimiento y contribución, no obstante que mientras se vive la situación difícil parece no haber ninguna cosa buena que recordar.

Puede ser también una posibilidad para darse cuenta de cuántas expectativas, “deberían ser”, limitaciones, posesión e inseguridades se han interpuesto en la relación, ya que en un inicio, cuando de alguna manera el amor es libre y está menos cargado de expectativas, limitaciones, posesión, inseguridades y los famosos “deberían ser”, la pareja pudo sentir una atracción natural, emocionante y que la llenó de entusiasmo.

Sin embargo, sin importar en qué punto de conflicto se encuentre la relación, a través de la intensión de volver a cultivar la ternura y la admiración, la pareja puede tener la voluntad de recordar y revivir la época de ese capítulo maravilloso, de primavera y rosas del inicio del romance. Puede, así mismo, darse cuenta, detenerse, liberar su relación de todos los estorbos que se han puesto con el tiempo, volver a cultivar la ternura y la admiración y renovar así la felicidad original y la fuerza de la unión.

¿En dónde se encuentra su relación?  Solo dándose cuenta dónde están es como se pueden revertir los hábitos, pensamientos y comportamientos erróneos y re-comenzar, pero ahora, con el enriquecimiento que les dará este aprendizaje.

Fuentes: Taller “Mi Mejor Version”, Espiral Positiva (2014); The Seven Principles for Making Marriage Work, John Gottman (1999

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *